Nuestras mascotas son un miembro más de la familia. Y, como tales, queremos compartir con ellas las fechas que para nosotros son especiales y que las disfruten tanto como nosotros. Que nuestro perro disfrute la Navidad es algo básico para nosotros. Pero en ocasiones no es tan fácil. Aquí van unos consejos que Clínica Veterinaria Vetsicor te recomienda seguir estas fiestas…

COMIDA Y DULCES NAVIDEÑOS PARA PERROS

Como bien sabrás, en Navidad es quizá cuando los humanos más nos pasamos a la torera la dieta. Es época de grandes comilonas, de multitud de brindis cargados de alcohol, y de dulces típicos paseando en bandejas de forma continua ante nuestros ojos. Coger unos kilitos en Navidad es casi tan probable como que no escaparemos a más de una pesada digestión. Pero… ¿qué pasa con nuestros perros?

Pues bien, toda esta vorágine de comidas copiosas y dulces navideños puede acabar muy mal para nuestro perro si acaba siendo partícipe de ella. Y aquí cabe señalar que la Navidad es la época del año en que más perros acaban en las urgencias de los veterinarios a causa de intoxicaciones. Y es que son muchos los que caen en la tentación de deslizar por debajo de la mesa al perro parte de la cena o comilona navideña. O los que no se resisten a sus enternecedoras caritas cuando nos ven comer dulces y acaban dándoles algún producto cargado de azúcar, chocolate u otros componentes que pueden ser peligrosos para nuestra mascota.

 

Sabemos que cuando nos ponen esos ojitos tiernos son irresistibles. Pero no olvides esto: nunca debes dar dulces de navidad a tu perro. Puede costarle muy caro. En Navidad, como en cualquier otra época, su dieta debe estar sujeta a un estricto control. Por su salud y su bienestar.

¿Que a ti lo que más te gusta en Navidad es atiborrarte a polvorones y quieres que tu perro también disfrute de dulces en estas fechas? Muy bien. Pues igual que para los humanos están los turrones, los mazapanes y otras delicatesen de lo más delicioso, para perros hay chucherías y dulces específicamente pensados para ellos, dulces que puedes adquirir en la Clínica Veterinaria Vetsicor. Acércate a comprar una de estas chucherías para perros que no sólo le gustarán, sino que además no supondrá una amenaza para él. Y comparte con él el disfrute gastronómico. Pero un consejo: tú ya eres mayorcito para saber lo que haces con tu dieta y decidir si quieres hacer un exceso. Pero tu perro depende de tu buen criterio. Así que, si le quieres, no le atiborres. Él y su salud dependen de tu sentido común.

 

 

 

 

ADORNOS NAVIDEÑOS PELIGROSOS PARA PERROS

Otro de los “must” de la Navidad es, sin lugar a dudas, la decoración navideña. El árbol y sus múltiples adornos, los belenes, la nieve en espray, las velas… La gran mayoría de las casas, en estas fechas, acaban tan atiborrada de plásticos, papeles de colores y luces que bien podría pasar por un “after hours” o por la sección de disfraces de un todo a cien. Pero vaya, cada cual con sus gustos. El caso es que muchos de esos adornos pueden ser peligrosos para nuestro perro.

Clínica Veterinaria Vetsicor nos aconseja tener en cuenta que desde las bolas del árbol hasta las figuritas del belén son elementos cuyos materiales pueden ser muy tóxicos para nuestra mascota. Nuestro perro, como nosotros cuando éramos niños, no es ajeno al atractivo de estos objetos, muchas veces brillantes y de divertidos colores, que bien puede confundir con un juguete o golosina. Si queremos evitar una visita a urgencias trata de conseguir que la decoración más susceptible de causarle problemas esté fuera de su alcance. Sobre todo en el caso de los perros de más corta edad.

 

Lo mismo ocurre con las luces y cables que solemos desplegar en estas fechas. Cuídate de que tu mascota no las muerda y la fiesta acabe en un disgusto. Y trata de dejarlas desenchufadas durante el tiempo que no estés en casa.

Del mismo modo, asegúrate de que tu árbol y toda aquella decoración susceptible esté bien fijada. Solemos ubicar estos elementos en espacios normalmente vacíos de nuestro hogar. Si el perro está acostumbrado a circular por ellos es probable que él se siga moviendo por sus alrededores. Así que una buena fijación de los mismos nos evitará acabar con el árbol y sus adornos en el suelo. O, aún peor, estampado en la mesita del café o encima de la abuela.

 

PLANTAS NAVIDEÑAS TÓXICAS PARA LAS MASCOTAS

Desde Clínica Veterinaria Vetsicor ya os hemos hablado en otras ocasiones de alimentos y elementos que pueden ser tóxicos para nuestras mascotas. En internet puedes encontrar ingente información sobre aquellos alimentos y plantas que pueden resultar dañinos para un perro o un gato. Y, en el caso de aquellos más propios de la navidad, hay que hacer un apunte aparte sobre las plantas y flores propias de estas fechas.

 

La flor de pascua, quizá la más típica en la decoración navideña, puede ser perjudicial para nuestro perro. Pero como la venden hasta en el híper en estas fechas, es difícil resistirse a su atractivo y no incluirla entre los adornos de nuestro hogar. Pues bien, debes saber que su savia, en caso de ingestión, irritará la cavidad bucal y esófago de nuestro perro. Y su ingestión puede causar episodios de vómitos, diarrea y náuseas.

También otras plantas como el acebo y el muérdago, igualmente habituales en estas fechas, pueden causar problemas en la salud del perro en caso de ingestión. Desde convulsiones hasta la muerte (en grandes cantidades). ¿Nuestro consejo? Evítalas o, en caso de hacerte con cualquiera de estas plantas, que nunca estén al alcance del animal.

 

 

DISFRACES NAVIDEÑOS ¿PARA PERROS?

Otra de nuestras costumbres favoritas durante estos festejos consiste en dejar a un lado la vergüenza (y gran parte de nuestro buen gusto) cargándonos de accesorios y vestimentas típicamente navideños. Desde esos horteras pero divertidos jerséis de punto con renos o papanoeles como protagonistas, hasta los típicos gorritos de duende o las diademas con cuernos u otros elementos. Pasando, claro está, por todo el carrusel de alocados accesorios incluidos en el típico cotillón de Nochevieja.

Nos gusta disfrazarnos y aprovechar las fiestas para hacer lo que nunca haríamos en circunstancias normales. Reírnos de nosotros mismos y de las pintas de quienes nos acompañan. Así que muchas veces estos “elegantes” accesorios acaban también en la cabeza de nuestro perro o mascota favorita. ¿Hay peligro en ello?

 

Por lo general no es un problema. Siempre y cuando tengas en cuenta que tu perro no entenderá la broma y probablemente para él se va a traducir en una incomodidad. Y también debes concienciarte de que, si le das la murga a tu perro con uno de estos accesorios, lo más normal es que acabe quitándoselo y haciéndolo presa de sus colmillos. Así que despídete del adornito de marras y mucho cuidado con que no esté fabricado o pintado con un producto tóxico para nuestra mascota.

Afortunadamente hoy en día existe una amplísima gama de prendas para perros, las cuales puedes adquirir en la Clínica Veterinaria Vetsicor, desde disfraces hasta abrigos. Pasando, cómo no, por aquellos con motivos navideños. ¿Quieres vestir a tu perro en Navidad? Pues nuestro consejo es que compres una de estas prendas específicamente pensadas para nuestras mascotas, en lugar de colocarle el típico accesorio de cotillón para la foto y rezar para que no se lo quite en 5 segundos o que lo destroce en cuanto te despistes.

 

RUTINA Y PASEOS DEL PERRO EN NAVIDAD

Es fundamental respetar y cubrir las necesidades de nuestro perro. Sean las fechas que sean. Tu mascota no es culpable de que tú tengas demasiadas citas en agenda por culpa de la Navidad. Y tampoco puede dejar de hacer sus necesidades porque sea el día de Reyes o va a tener menos apetito y necesidad de alimento porque tú estés pasando la Nochevieja en casa de tus suegros.

 

Clínica Veterinaria Vetsicor te aconseja tratar de cuadrar tus compromisos navideños con sus necesidades en tu agenda. Sácale a pasear las veces debidas y trata de que no falle a sus comidas ni le falte agua o el entretenimiento. El animal necesitará quemar energías, alimentarse y hacer sus deposiciones como cualquier día del año. No lo olvides. ¿O acaso tú dejas de comer, dormir e ir al baño porque sean fiestas?

Respetar las rutinas de nuestra mascota en estas fechas en la mayor medida permitirá que él también disfrute el periodo vacacional y festivo.

 

DESPLAZAMIENTOS EN NAVIDAD CON PERRO

Todos sabemos lo que suponen las Navidades: media España se echa a la carretera para desplazarse a casa de la otra media. Comidas y cenas familiares, de empresa, de amigos, y un largo etcétera que nos llevan a coger el coche o nuestro medio de transporte predilecto más de la cuenta. Y en muchos casos uno de los grandes damnificados son nuestras mascotas.

Hay dos casos diferentes: los que dejan a su perro en casa en estos días y los que lo llevan consigo a su amigo de cuatro patas a todas partes. En este último caso los consejos son claros: Ya os hemos contado con anterioridad por qué a muchos perros les encantan los paseos en coche y cómo incentivar que así sea. Y también os explicamos cómo viajar de forma segura y cómoda con vuestra mascota en el coche. Así como el supuesto de que para los desplazamientos que hagas en Navidad necesites llevar a tu perro en avión. Y también os dimos unos consejos para que tu mascota viaje con seguridad en la bodega del avión.

 

En el otro caso, el de aquellos que tienen que dejar a su perro cuando van a casa de familiares o amigos, entramos en un terreno diferente. Nuestra mascota puede tener ciertos problemas si pasa demasiado tiempo solo en casa, o si empezamos a saltarnos su rutina de paseos y comidas por culpa de las fiestas navideñas. Por eso debemos estar atentos y tratar de que la vorágine navideña no acarree demasiados cambios en su devenir diario. Si además nuestro perro sufre ansiedad por separación esto puede acusarse aún más si en estas fechas tardamos aún más en volver de nuestras salidas del hogar.

El consejo que nos da la Clínica Veterinaria Vetsicor es que siempre dejes suficiente agua y comida a tu perro y que además trates de que tenga suficiente entretenimiento para las horas que se vea obligado a pasar solo. Algo que puedes apoyar con juguetes, mordedores y otros accesorios que le permitan desahogarse y dar rienda suelta a sus energías durante tus ausencias. Pero sobre todo intentar que, en la medida de lo posible, lo saques un mínimo de 2 ó 3 veces al día pese a las citas navideñas. Aunque para ello tengas que espaciarlas en el tiempo.

 

 

DESCONOCIDOS Y FAMILIARES

Otro de los retos a los que exponemos a nuestra mascota es la llegada de multitud de personas al hogar. Desde familiares a los que ha visto en muy contadas ocasiones hasta incluso algunos que le pueden ser totalmente desconocidos. O incluso otras mascotas o animales.

Aquí, Clínica Veterinaria Vetsicor nos recuerda que debemos tener en cuenta también la personalidad de nuestro perro ante estas visitas. Hay algunos animales que se relacionan muy bien y son muy sociables, tanto con humanos como con otros perros (o incluso con gatos). Pero no todos son así.

 

Si nuestro perro tiene dificultades para relacionarse con desconocidos –del tipo que sean- debemos estar atentos. Si, por ejemplo, tenemos a mucha familia en casa, hay que avisar a éstos de cómo deben tratar con el animal para que éste no se sienta amenazado. Sobre todo en el caso de los niños, que son más proclives a invadir el espacio de las mascotas y lanzarse a tomar contacto con ellas sin demasiada precaución.

Es fundamental poner sobre aviso a la gente que entre en contacto con nuestro perro sobre su conducta. Y, ante todo, tener mucho cuidado de que no caigan en el error de lanzarle sobras o dulces que puedan provocar un perjuicio a su salud.

En el caso de que vaya a compartir espacio con otras mascotas que le son desconocidas debemos seguir los consejos básicos para presentar a un perro a otro perro que ya os contamos con anterioridad.

 

REGALOS DE NAVIDAD PARA PERROS

Como aclarábamos un poco más arriba, desde Clínica Veterinaria Vetsicor nos recuerda que el mejor regalo que puedes hacerle a tu perro es tu tiempo, cariño y dedicación. Nada le hará más feliz que el hecho de jugar contigo. Dicho esto, existen multitud de productos específicos para perros que pueden hacer las delicias de cualquier mascotas. Por un lado están los comestibles y golosinas para perros. A ellos les encantan. Y a día de hoy existe una variedad casi infinita de ellas. No digamos ya de «huesos» y derivados. Sin embargo nuestra recomendación es usar las chucherías como un incentivo para premiar determinadas conductas de nuestra mascota. Como por ejemplo cuando queremos que aprenda una nueva cosa… o que deje de hacer otra. Son el estímulo ideal para premiar la conducta que queremos potenciar. Si las utilizamos como un «regalo de navidad» lo más probable es que no les saquemos provecho. Ya que nuestro perro no entiende lo que es la Navidad ni por qué está recibiendo la chuchería como regalo. Eso sí, gustarle le va a gustar.

 

Por otra parte están otros accesorios que muchos consideramos fundamentales para el bienestar de nuestro perro. Y con esto me refiero a una cama adecuada a su tamaño, un comedero y bebedero decentes, y una buena correa. Además hay otros accesorios muy útiles para determinadas razas, como los abrigos para perros. Que no todos los perros necesitan, pero que vienen muy bien en invierno para las razas de pelo corto o de tamaño reducido.

Por último, y para nosotros el más acertado, están los juguetes para perros. De nuevo hay opciones casi infinitas. Por lo que será fácil dar con uno que se ajuste a los gustos de tu perro. Y le proporcionará horas de diversión y una forma de desplegar su energía.